Viola d'amore.

 

 

Voi che sapete che cosa e amor...

 

Viola d'amore no es más que una resonancia poética de esa célebre frase del Cherubino de Mozart, una sublimación de la soledad en la que el intérprete entona un delicado lamento sobre el fondo desgarrado de la voz propia perdida en el laberinto del desencuentro.