Querido Gabriel:

Homenaje a Gabriel Brncic.

 

En 1989 me instalé a vivir en Barcelona para estudiar música electroacústica con Gabriel Brncic. Él enseñaba en el Laboratorio Phonos, por aquel entonces ubicado en los sótanos de la Fundació Miró, en Montjuic. Yo tenía 18 años.