Nana. Homenaje a Eduardo Ocón.

 

Respondiendo a un llamamiento por parte del Grupo TEM a varios compositores malagueños o residentes en Málaga para homenajear, mediante la grabación de un CD de música mixta, al compositor e investigador malagueño Eduardo Ocón, Nana se contruye enteramente a partir de la sencilla melodía popular que cierra su cancionero. La versión en directo se plantea de modo parecido a la famosa Sinfonía de los adioses, pues está pensada para funcionar como final de un concierto monográfico: cada músico, al terminar su intervención, abandona el escenario, dejando por último a la cinta que suena el protagonismo exclusivo de la coda. Dicha coda, a su vez, consiste en la voz de mi madre sin manipular cantando la melodía de la nana; el resto de la cinta se extrae de la manipulación y disgregación de ese final.