Mirar con las entrañas.

 

Dedicada a Sonia Carillo

 

Esta propuesta de ritual sonoro ha de ser llevada a cabo por un grupo de personas dispuestas, cada una de ellas, a aportar su voz propia para crear una experiencia conjunta, sistémica e irrepetible. Guiados por uno de ellos, que se erigirá en "persona fuente", llevarán a cabo primero cada cual su propio proceso de introspección, para después materializar entre todos un mar sonoro de emociones profundas.

 

Fue estrenada por su dedicataria, Sonia Carillo, como persona fuente, junto a un grupo de profesores y alumnos de la Facultad de Música de la Universidad de Transilvania, en Brasov (Rumanía), el 9 de marzo de 2016.