Mirar con las entrañas.

 

Dedicada a Sonia Carillo

 

Esta propuesta de ritual sonoro ha de ser llevada a cabo por un grupo de personas dispuestas, cada una de ellas, a aportar su voz propia para crear una experiencia conjunta, sistémica e irrepetible. Guiados por uno de ellos, que se erigirá en "persona fuente", llevarán a cabo primero cada cual su propio proceso de introspección, para después materializar entre todos un mar sonoro de emociones profundas.