Escalera a la luna. Homenaje a Georgia O'Keeffe

 

 

Los cuadros de Georgia O’Keeffe siempre nos invitan a quedarnos con lo esencial. Su simplicidad aparente es sólo la puerta de entrada a un mundo muy profundo y a la vez, aunque ello resulte paradójico, muy luminoso; un mundo en el que no cuesta respirar porque está repleto de aire puro de todos los colores.

 

A través de un breve texto escrito por Pedro Rojano, esta obra también se constituye en invitación: una invitación a degustar con Georgia el sabor de un instante eterno.