Dancing holes.

 

Dedicada a Ana Sedeño y Yolanda Matarán

 

Dancing holes es una propuesta sonora que pretende vertebrar un ritual escénico inspirado en los nueve agujeros del cuerpo humano. Para ello, Ana Sedeño escribe una serie de poemas a partir de las ideas que emanan del texto El sacrificio como acto poético de Angelica Liddell. Básicamente, se trata de expresar la creciente impotencia de la palabra para expresar, y de utilizar el cuerpo como forma de expresión humana alternativa.

 

Fue estrenada por sus dos dedicatarias, Ana Sedeño y Yolanda Matarán, en el Museo Jorge Rando de Málaga el 6 de mayo de 2016.