Credo quia impossibile: Mashup 05

Dedicada a Joseba Aramayo

 

Me fascina The unanswered question de Charles Ives. Me conmueve la indeferencia de esos tres mundos (cuerdas, vientos y trompeta solitaria que lanza al mundo su pregunta una y otra vez) que conviven en el mismo espacio y tiempo pero sin interactuar, sin atender a las necesidades o propuestas del otro. Creo que es una de las metáforas mejor conseguidas de nuestra cotidianeidad social menos deseable; sin duda una pieza adelantada a su tiempo en muchas décadas, y no sólo me refiero al concepto musical sino también a todo lo que bajo él subyace.

 

Dicen los estudiosos que Ives tenía pensada una letra para esa pieza, un poema titulado Wanting the Impossible que él mismo había construido a modo de puzzle con fragmentos de muchas obras anteriores. El primer verso de ese poema, de Tertuliano, es el que da título a mi pieza: Credo quia impossibile (Lo creo porque es imposible).

 

Cuando Ives hablaba sobre The unanswered question la definía como “paisaje cósmico”. Yo me he inspirado, de forma evidente, en Ives. Cuando Joseba Aramayo me habló de su proyecto SIMMO, de las posibilidades que con él se abrían, de sus dificultades personales para conseguir dar a conocer sus propuestas y que las instituciones creyeran en ella, y me propuso escribir una pieza pionera que pusiera en evidencia el valor de su creación, inmediatamente mi mente conecto con ese Ives que tuvo que esperar casi 40 años para poder escuchar su pregunta sin respuesta; ese Ives al que hoy todos admiran pero que en vida tuvo que ganarse la vida vendiendo seguros, y que siguió adelante con sus ideas, tan innovadoras y cruciales, aunque casi nadie le prestase atención. Y decidí crear para SIMMO mi propio paisaje cósmico.

 

Haciendo un riguroso ejercicio de sinestesia, elegí cuatro imágenes de la naturaleza con significado especialmente profundo para mi y las traduje a música, creando cuatro piezas independientes que han de sonar a la vez, en el mismo espacio y tiempo pero sin interactuar, sin atender a las necesidades o propuestas del otro: 1.Piedra Madre, 2.La oreja de Dionisio, 3.La cuna de mis cenizas y 4.Partitura viva con espinas. Creando una suerte de armonía que anhela lo imposible.

 

Esta pieza es la quinta entrega de mi serie Mashup, y fue estrenada por la Orquesta Sinfónica de Bilbao dirigida por Joseba Aramayo (a través de SIMMO) el 21 de septiembre de 2017 en el Museo Guggenhein de Bilbao. Dicho concierto se inscribió en el marco del Top ARTE dentro del XX Aniversario del Museo.