Cinderella one more time.

Dedicada a David Bravo Ruano y Francisco José Fernández Arévalo

 

Hace no tanto que un viola muy ilustre publicó su famoso libro Cinderella no more. En él reivindicaba ardientemente las posibilidades de su instrumento y su derecho a dejar de ser la Cenicienta de la sección de cuerda de las orquestas. Con sus escritos y con su arte Lionel Tertis consiguió que al fin la viola fuese tratada, al menos en ocasiones, como toda una princesa de la cuerda frotada.

 

Esta pequeña obra no es más que una broma musical en la que, sobre un conocido tema de la Cenicienta de Disney, dos instrumentistas comparten un sólo insturmento, dando una vuelta más de tuerca a la evolución técnica de tan hermoso cordófono.