Por abrir acantilados.

Dedicada a Pedro Rubio

 

 

Esta obra trata de reflejar, como un espejo de agua (a veces clara y en calma, a veces revuelta y turbia), la experiencia onírica de penetrar en el interior de un acantilado.